person with a face mask and latex gloves holding a globe
0 4 mins 1 mes

Noticia causa tristeza e impotencia mientras políticos disputan poder 

Por: Amaro Rodríguez S.

Aunque haya disponibilidad de camas UCI en hospitales de Perú, se registre menos  fallecidos cada día por el Covid-19, no es grata noticia, mientras continúan muriendo pacientes de Covid-19 no contabilizados por autoridades de Salud, la realidad es hoy tenemos un Perú líder de muertos en el mundo por la pandemia. Nos entristece, nos llena de impotencia ante políticos que gastan el tiempo en atentar contra la gobernabilidad como lo hicieron contra Vizcarra y mantener beligerancia contra el actual Presidente Castillo.

El Perú  de acuerdo a información oficial del MINSA registra 198,621 muertos hasta el día de ayer, que nos convierte en un país con la mayor tasa per cápita de muertos en el mundo a causa del Covid-19 y según la agencia noticiosa BBC,  afirma según sus investigaciones,  “el Perú  tendría más del doble de muertos contabilizados hasta ahora”.

Según las estadísticas internacionales sobre el Covid-19, el Perú aparece  en el quinto lugar a nivel mundial por el número de muertos, después de  Estados Unidos, Brasil, India y México, que obliga a las autoridades del gobierno central acelerar la vacunación para proteger a la población, que debe mantenerse saludable para participar activamente en la reactivación económica.

En estas aciagas circunstancias, quienes fungen de políticos de derecha e izquierda, en su afán de alcanzar el poder, desvirtúan los intereses nacionales, se enfrascan en una sorda y sostenida beligerancia en beneficio de unos pocos que lucran con  la abierta y condenable especulación, generada artificiosamente con alza de precios sin que obedezcan  al incremento de los costos de producción de productos de primera necesidad, en claro atentado  contra las grandes mayorías de peruanos.

La especulación. el acaparamiento y los monopolios son sancionados por la legislación peruana vigente, pero de hecho se dan con mayor rigor por la pugna política por el poder, que pretende mantener los privilegios, tengan la seguridad que si la política del  actual gobierno se torna sumisa a los actuales intereses, la cotización del dólar baja y la normalización de los precios retornaría como por arte de magia.

El pueblo aún impasible asimila los daños a la economía popular,  causado por grupos de poder económico en alianza con nefastos políticos, interesados  en causar el mayor daño económico al pueblo, recurren a  petardear  el libre mercado con un terrorismo económico, que obligue al pueblo a reaccionar contra su gobierno y crear las condiciones para pedir la vacancia presidencial, en busca de nuevas elecciones. Está latente una atmósfera política de tumbarse al gobierno de Pedro Castillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *