0 5 mins 2 meses

Y en el frente interno se mantiene la inestabilidad política-económica

  • “Esperamos que las dudas se disipen con medidas concretas a favor de la competitividad del tejido productivo peruano”, señaló el presidente del gremio, Erik Fischer.

Lunes 23 de agosto-. El presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), Erik Fischer Llanos, expresó su preocupación ante un incierto panorama mundial por los posibles menores precios de los minerales, la aparición de otras variantes del Covid-19 y la llamada ‘tercera ola’, que pondrían en riesgo la recuperación y crecimiento sostenido de las exportaciones y en consecuencia de la economía del país.

Hasta ahora el mejor comportamiento de los principales mercados en el mundo, el avance de la vacunación, el incremento de los precios de los metales, la rápida adaptación y reacción de los empresarios; y el efecto rebote (baja base de comparación) producto de la fuerte contracción registrada en el 2020 (-11.1%) incidieron en un buen desempeño del sector que creció 48.3% en el primer semestre.

Sin embargo, en opinión de Fischer nada garantiza que los factores exógenos se mantengan en el tiempo, alertó de algunas señales de la desaceleración en China y aconsejó dar pasos seguros hacia la recuperación de todos los sectores productivos –con medidas transversales y sectoriales–, a fin de no cifrar las esperanzas del crecimiento sostenido del país en una o dos actividades.

Frente interno

Luego de recordar que los minerales representaron el año pasado el 59.3% del total de los despachos al exterior, sostuvo que además de los factores exógenos, el tejido productivo nacional se ha frenado por la inestabilidad en el frente interno y la falta de confianza en el gobierno a raíz de algunos mensajes contradictorios entre las autoridades y los voceros del partido Perú Libre, lo cual desalientan las inversiones de mediano y largo plazo.

“Estamos en un momento crucial para la toma de decisiones. La suma de inestabilidad, alza de combustibles y demora en las inversiones, es un cóctel peligroso que podría perjudicar el futuro inmediato del país. Por todo ello, se debe fortalecer el diálogo público-privado y aprovechar este 2021 en el que la demanda internacional es buena a fin de prepararnos y avanzar hacia el 2022 en mejores condiciones”, puntualizó.

Consideró fundamental trabajar en la agenda interna –ADEX ya se reunió con algunos ministros de Estado a quienes detalló la situación del sector e hizo llegar algunas propuestas a fin de hacer más competitiva la oferta exportable peruana. “La estabilidad es muy importante. Los capitales buscan espacios en los que no haya turbulencias”, agregó.

Expansión sostenida

Fischer enfatizó que se requieren medidas concretas para mantener una expansión sostenida de los envíos al mundo: continuar en la senda de diversificación de los productos y los mercados (acuerdos comerciales y acceso sanitario), apuntalar la internacionalización de las Mipymes, facilitar el comercio y reducir los trámites.

Mencionó que, en las reuniones con los ministros de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez, y Economía y Finanzas, Pedro Francke, observó una buena predisposición al diálogo, pero, se evidenciaron ciertas dudas en el aspecto macro por parte del sector privado, las cuales espera se disipen con medidas concretas a favor de la competitividad del tejido productivo. “Estamos en una curva elevada de los precios de los metales, pero eso no es para siempre. Es el momento de alistarnos para lo que nos depare el futuro”, concluyó.

A tomar en cuenta

Representantes de la pequeña empresa de ADEX participaron en una reunión con el ministro de la Producción, Yván Quispe y el ministro del MEF, Pedro Francke, a quienes solicitaron poner en marcha políticas orientadas a las micro y pequeñas empresas (mype) que se vieron fuertemente afectada por la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *