0 9 mins 4 semanas

Situación afecta directamente a usuarios desde el 2017

  • Alza en dos estaciones se dio pese a no existir nivel óptimo de avance de la infraestructura requerido originalmente en el Contrato de Concesión.
  • En el 2020, el control concurrente también evidencio y alertó demoras en entrega de terrenos

La Contraloría General identificó que el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) suscribió en el 2016 la Adenda 2 al Contrato de Concesión de la Autopista del Sol, considerando plazos que no permitieron la entrega oportuna de terrenos pendientes, e introdujo nuevas condiciones que permitieron al concesionario adelantar el alza del peaje de las estaciones Chicama y Pacanguilla, ubicados en el tramo Trujillo (La Libertad) y Chiclayo (Lambayeque).

Estos costos que vienen pagando los usuarios en las referidas estaciones desde noviembre de 2017, fue una medida de mitigación establecida por la citada adenda, en razón del incumplimiento en la entrega oportuna de terrenos del MTC al concesionario, sin que exista la puesta en servicio de la infraestructura originalmente prevista en el referido contrato.

Como se conoce, el proyecto de la Autopista del Sol, que une Trujillo (La Libertad) y Sullana (Piura) con una extensión de 475 kilómetros, se ejecuta bajo la modalidad de asociación público privada, con un compromiso de inversión de US$ 252 069 461 (sin IGV, Obras Obligatorias previstas en el Contrato de Concesión). El contrato de concesión se suscribió el 25 de agosto de 2009, estando dividido en tres tramos:  Trujillo – Chiclayo, Chiclayo – Piura, y Piura – Sullana.

Según la Auditoría de Cumplimiento N° 13507-2021-CG/APP-AC (Periodo de evaluación: 3 de mayo de 2016 al 31 de diciembre de 2020) se ha determinado la presunta responsabilidad administrativa de tres funcionarios del MTC, porque se evidenció que la programación de la entrega de terrenos se realizó considerando plazos menores a los plazos máximos establecidos por la normativa de liberación de áreas, a pesar de la advertencia del regulador OSITRAN sobre la falta de sustento técnico y estrechez de los mismos, plazos que posteriormente fueron incumplidos.

Al momento de realizarse la auditoría, se identificó que el incremento de la tarifa de peaje que pagan actualmente los usuarios ha sido elevada de US$ 1.50 a US$ 2.00 (S/ 7.60 en la estación Chicama, y S/ 7.80 en la estación Pacanguilla, incrementos que se efectuaron en noviembre de 2017 y setiembre de 2018).

Este cobro anticipado significa que el usuario paga un monto adicional por una menor infraestructura en servicio. Dicho incremento generó a diciembre de 2020 un monto ascendente a S/ 55 159 148, los cuales se encuentran en un Fideicomiso de Recaudación Temporal y serán transferidos al Concesionario una vez aceptados 48 km de vía construida para el peaje de Chicama y 25 km de vía construida hasta el peaje de Pacanguilla, siendo esta cantidad de kilómetros menor a la prevista originalmente en el Contrato de Concesión.

Nuevo plazo y carencia de sustento técnico

El MTC, como concedente, tenía la obligación de entregar al concesionario las áreas de terreno en los plazos establecidos en el Contrato de Concesión. Sin embargo, se encontraba pendiente la entrega total de las áreas correspondientes al tramo Trujillo – Chiclayo (228.16 km) las cuales debieron entregarse en setiembre de 2011.

A consecuencia de las demoras en la liberación de las áreas de concesión o derecho de vía por parte de Provías Nacional (unidad ejecutora del MTC), las cuales afectaban el avance de las inversiones, las partes suscribieron la Adenda 2 al Contrato de Concesión el 23 de diciembre de 2016.  Adenda que estableció, entre otros, nuevos plazos para cumplir con la entrega de los terrenos al Concesionario, siendo el nuevo plazo máximo que tenía el MTC, el 30 de agosto de 2017.

De acuerdo al nuevo cronograma de liberación de áreas de terreno elaborado por el MTC que se estableció con la adenda, en 8 meses debían entregarse 1337 predios pendientes al Concesionario. Sin embargo, el cronograma fue aprobado por el  MTC sin tomar en cuenta la situación real de los predios y sin el sustento técnico debido, situación que coadyuvó al nuevo incumplimiento de los plazos para la entrega de los terrenos.

De lo detectado por la Comisión Auditora, el MTC solo entregó 50.24 km, equivalente al 22.02% del total de áreas del tramo Trujillo-Chiclayo, quedando pendiente a la fecha la entrega de 177.93 Km, lo que evidencia que no se cumplió con el plazo contractual establecido por la citada adenda para la entrega de los terrenos.

Adicionalmente la Adenda 2 señalaba que, como mecanismo de mitigación ante el incumplimiento en la entrega de los terrenos, el concesionario podía activar de forma anticipada el incremento de las tarifas de los peajes (que se ejecuta de acuerdo al avance de la obra), con la ejecución de una cantidad de obras menor a las originalmente exigidas para justificar dicho incremento. Así, la exigencia de ejecución de obras se redujo de 80 km a 48 km de vía construida para el peaje de Chicama, y de 43 km a 25 km de vía construida hasta el peaje de Pacanguilla. Sumado a ello, en la misma adenda se señaló que el incumplimiento en la entrega de terrenos por parte del MTC permitirá que el concesionario pueda solicitar la ampliación del plazo de concesión.

Estas decisiones, sin tomar en cuenta la situación real de los predios ni los sustentos técnicos que advertían los riesgos, ocasionaron que se active el incremento de la tarifa considerando aproximadamente 60% de km de obras construidas de la segunda calzada con respecto a la oferta inicial, lo que ha significado que los miles de usuarios que se trasladan por dichas vías paguen un monto adicional por una menor infraestructura en servicio.

Un aspecto a advertir es que durante la ejecución del servicio de control, la Comisión Auditora tuvo  limitaciones para acceder a la información para realizar y concretar prontamente la auditoría de cumplimiento.

Como resultado de la Auditoría de Cumplimiento, la Contraloría General ha recomendado al MTC iniciar el deslinde de responsabilidades y sanciones a los responsables cuyas decisiones motivaron, en su oportunidad, los hechos  develados y observados en la auditoría.

No menos importante, es que el MTC y el Proyecto Especial de Infraestructura de Transporte Nacional (Provías Nacional) implementen prontamente las recomendaciones desarrolladas en el informe de control, así como las medidas que aseguren la pronta disposición de terrenos para la conclusión de la infraestructura vial proyectada, que conlleven a garantizar el cobro de una tarifa que justifique el uso integral del servicio. 

Control concurrente evidenció demora en entrega de terrenos

Como parte del control concurrente que se viene realizando a este importante proyecto, en el año 2020, la Contraloría General alertó oportunamente al MTC sobre la entrega pendiente de áreas de terreno para la segunda calzada de tramo Trujillo – Chiclayo de la Autopista del Sol, lo que viene dilatando su ejecución y afectando el aprovechamiento oportuno de la infraestructura vial para los usuarios. (Informe de Hito de Control N° 7107-2020-CG/APP-SCC periodo 12 al 28 de agosto de 2020).

DATO:

  • La ciudadanía puede acceder al informe de control que se encuentra publicado en el portal institucional contraloria.gob.pe, en la sección “Transparencia e Informes de Control”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *