0 4 mins 3 semanas

Porque tendría que asumir la responsabilidad por el 100% de la obra

Por la experiencia que hay en obras de envergadura similares, es muy difícil que una tercera empresa termine lo poco que falta de la presa Palo Redondo y asuma la responsabilidad por toda la obra, dijo el gobernador Manuel Llempén Coronel, dejando abierta la posibilidad que la concesionaria pueda terminarla una vez que salga el resultado del laudo arbitral.

Esa es una alternativa que tendrá que evaluarse bien, porque para buscar una nueva empresa eso va a demandar más tiempo y quizá no haya mucho interés en que la terminen porque finalmente tendrían que asumir toda la responsabilidad del proceso constructivo del 100% de la obra, explicó.

La autoridad regional indicó que este es un tema que lo conversó con el Ejecutivo en el último GORE, en Iquitos, y ayer también con el contralor general de la República, Nelson Shack. Yalta. “Él está de acuerdo que se respete el resultado del laudo arbitral y luego se vea la alternativa más conveniente”, puntualizó.

Será muy difícil encontrar una empresa que quiera terminar ese pequeño porcentaje que falta de la presa y hacerse responsable del 100% de la construcción de la obra. Eso es algo que se debe evaluar si es que hay la decisión política de destrabar el proyecto, recalcó.

Es necesario evaluar la posibilidad que la concesionaria culmine la presa y deje la concesión, lógicamente después que salga el resultado del laudo arbitral, que se estima debe ser entre noviembre y diciembre. Así se podría terminar la obra lo más pronto posible, señaló luego.

“Esta alternativa sería beneficiosa para la región y para la reactivación económica, por sus implicancias en la agroexportación, generación de mano de obra y de divisas”, dijo Llempén.

El contralor también lo ha visto así e incluso sugirió que, terminado el arbitraje, apenas se tenga el resultado del laudo, se concluya el contrato de concesión y se haga un nuevo contrato con esta empresa solo para termine la presa, exclusivamente para eso, complementó.

INTERVENCION DE CONTRALORÍA

Al ser preguntado por la intervención de la Contraloría en La Libertad, indicó que le parecía muy bien este gran operativo de control, porque ayuda a transparentar la administración pública, considerando que no cuentan con el recurso humano suficiente para auditar en todas las unidades ejecutoras que hay en La Libertad, que son más de 250.

“Deberían tener por lo menos una persona en cada unidad ejecutora, sería lo ideal”, acotó.

Respecto a que se estima que de los 6,700 millones de soles que se maneja como presupuesto en estas unidades ejecutoras y que se estimaba que un sol de cada 10 estaba comprometido con actos de corrupción, lo que implicaba unos 670 millones, señaló que eso era una estimación en función a todas las investigaciones y procesos que tiene el país la Contraloría.

No se trata de un monto específico que se pierda en La Libertad por corrupción, es un estimado en función a data nacional que incluye obras en arbitraje que no se concluyeron, lo que también consideran como resultado de la corrupción, agregó finalmente.