0 4 mins 2 meses

PUERTO PRÍNCIPE / CIUDAD DE PANAMÁ / NUEVA YORK, 18 de agosto de 2021 – Las evaluaciones preliminares realizadas el martes por UNICEF y funcionarios haitianos en uno de los tres departamentos más afectados por el terremoto del sábado, que fue seguido por el impacto de la depresión tropical Grace el lunes, han revelado una grave destrucción en las escuelas, pocas semanas antes de su reapertura.

Las estimaciones iniciales muestran que 94 de las 255 escuelas del Departamento Sur están completamente destruidas o han sufrido daños parciales. Las evaluaciones aún no se han llevado a cabo en los departamentos de Nippes y Grand’Anse, ni en otras comunidades a las que aún no se ha tenido acceso.

“Será extremadamente difícil para los padres, madres, maestros y el gobierno lograr que los niños y niñas regresen a la escuela de manera segura cuando las escuelas vuelvan a abrir en solo tres semanas, el 7 de septiembre”, dijo Bruno Maes, Representante de UNICEF en Haití, después de visitar una escuela dañada en Mazenod, cerca de Les Cayes. «Pero es crucial para los niños y las niñas que acaban de pasar por esta doble experiencia traumática de terremoto y evento climático extremo, sentir la normalidad y estabilidad de estar en un salón de clases con sus amigos y maestros».

El recuento oficial de muertes y destrucción sigue aumentando. Hasta el martes por la noche, al menos 1.941 personas habían muerto y más de 9.900 habían resultado heridas. Más de 115.000 casas han resultado dañadas o destruidas, y cerca de 580.000 personas, o alrededor del 40% de la población de los tres departamentos, necesitaban asistencia de emergencia.

Esta catástrofe se suma a dos años en los que los niños y las niñas no asistieron a la escuela durante meses debido a contextos políticos o de seguridad y a la pandemia de COVID-19, dijo Maes. “Los niños y niñas de Haití necesitan solidaridad y apoyo. Los padres, madres y maestros que lo han perdido todo necesitarán apoyo. Y necesitaremos recursos para reconstruir algunas escuelas, rehabilitar otras, equipar las clases con pupitres, y a los profesores y estudiantes con kits educativos. Devolver a los niños y niñas a las aulas es quizás la mejor manera de asegurarse de que ellos y ellas, sus familias y comunidades, puedan recuperarse.»

UNICEF está distribuyendo y enviando rápidamente suministros para salvar vidas, incluidos medicamentos, agua potable, material de higiene y saneamiento y lonas, a las zonas afectadas, incluso cuando las inundaciones y los deslizamientos de tierra están obstaculizando los esfuerzos de ayuda.

UNICEF calcula que necesitará 15 millones de dólares para responder a las necesidades más urgentes de al menos 385.000 personas, incluidos 167.000 niños y niñas menores de cinco años, durante un período de ocho semanas. Esta petición inicial de financiación se revisará y ajustará en las próximas semanas a medida que se aclare el impacto en los niños, niñas y las familias.

###

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles del mundo para llegar a los niños más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para todos los niños, niñas y adolescentes, en todas partes, para construir un mundo mejor para todos.

Para obtener más información sobre UNICEF y su trabajo en favor de la infancia, visite https://www.unicef.org/lac/en.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *